jueves, 2 de septiembre de 2010

Pedro de Torres, el judío que ennobleció a la comuna de Las Condes

Era un judío muy particular don Pedro de Torres. Nacido en La Serena de padres descendientes de los expulsados de Portugal radicados en Chile, se enriqueció en el comercio de animales con Perú y luego en sociedad con dos conversos del mismo origen, entre ellos un fraile.

Manuel I expulsó a los judíos de Portugal en 1496
Instalado en la capital, se empeñó en ser admitido en la alta sociedad, que lo rechazaba; compró los cargos de Alcalde y Tesorero de la Santa Cruzada, que se vendían al mejor postor; y levantó su palacio frente al del obispo, que abrió los brazos de la iglesia al rico mercader. A su muerte Torres dejó generosos legados para obras pías, y una provisión en efectivo para que se celebraran ¡cuatrocientas misas! por su alma.

Portal Fernández Concha, en terrenos que fueron de Pedro de Torres

Otra de las adquisiciones de quien ostentara la mayor fortuna de la época en Chile, fue la hacienda San José de Sierra Bella, ubicada en tierras que hoy son parte de la comuna de Las Condes. Esta y demás posesiones, las reunió en un mayorazgo para dotar a su hija, María de Torres, en su matrimonio con Cristóbal Messía, hijo del Presidente de la Real Audiencia de Charcas en Perú, de familia de conversos.


La Casona de Las Condes, construcción iniciada por Pedro de Torres en el siglo XVII

Para levantar su prestigio luego de un proceso incoado contra él por un fraile agustino, hijo de uno de sus antiguos socios portugueses, Torres envió a su yerno a España para que le comprara un título nobiliario, honor que le fue negado. Obrando hábilmente con el dinero de su suegro, Cristóbal Messía lo adquirió para su padre, hecho que fue aceptado por el mandante con la certeza que todo redundaría en beneficio de su nieto, Diego Messía de Torres.

Escudo del título nobiliario conde de Sierra Bella, comprado con dinero de Pedro de Torres

Sospechando la Inquisición y la corona española que detrás de la maniobra estaba Pedro de Torres, se incluyó en el documento la prohibición que el título se usara en versión femenina, para asegurar su extinción en caso que lo heredara una mujer. Esto no se produjo hasta el siglo XIX, en que el título recayó en dos descendientes de tal sexo que fueron conocidas como ”las condes de Sierra Bella”.

Nuevo edificio de la Municipalidad de Las Condes, construido en 2004

En 1901 se constituyeron en comuna los terrenos al oriente de Santiago, en los que estuvo la hacienda de Sierra Bella, y para el nuevo municipio los regidores adoptaron el nombre de Las Condes y el escudo correspondiente al título nobiliario que se empeñó en conseguir, para él o para sus descendientes, el peculiar judío Pedro de Torres.

Judío ortodoxo en el barrio Sierra Bella de Las Condes

Es curioso constatar que precisamente ese sector, al que ahora los vecinos llaman “la pequeña Israel”, ha sido elegido últimamente por corrientes judías ortodoxas para instalar allí sus comunidades y sinagogas, aunque por razones distintas a las de su antecesor. ¿Qué pensarán de él, si acaso conocen su historia?

3 comentarios:

  1. muy buena historia, no tenia ni la menor idea de donde provenía la historia del nombre de la comuna

    ResponderEliminar
  2. No le dicen la Pequeña Israel. Le dicen la Judería de Santiago , que es su nombre en español más apropiado. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Falso no hay documentos genealógicos que demuestren que existe sangre judía, ningún conde Español lo hubiese hecho, el tal rico pedro torres, de llamarse así, EN ESA ÉPOCA NO SOLO SE CAMBIABAN NOMBRES Y APELLIDOS, los inventaban para ocultar otros delitos, si era próspero y solo eso no le hubiese alcanzado para emparentarse con Nobles de la época, ni mucho menos que el Rey reahilitase el título nobiliario, dejen de mentir judíos, ni ustedes descienden de Abraham, ustedes son delincuentes que huyeron o fueron expulsados de España, no necesariamente por ser de adn judío, impostores, mucha gente sabia de Chile sabemos la verdad, no creemos sus mentiras ni su publicidad engañosa snob!!

    ResponderEliminar